Hace muchos años, cuando empezamos trabajando con el tema de los barcos, unas de las cosas que nos llamaban más la atención era el hecho de cómo unas árboles que necesitan alrededor de 70 años para crecer, pudieran ser utilizados tan masivamente de forma sostenible. La respuesta la encontramos en el camino a lo largo de los años… Simplemente no era posible. Hoy en día, la madera de Teca es una material muy costoso y a menudo vinculada a guerras civiles y a canales ilegales a trevés los cual se financian milicias paramilitares y grupo subversivos que tienen bajo total inestabilidad territorios como el sur de Sudán y Uganda, en los cuales se produce la mayoría de este tipo de preciosos bosques.  Aún si la madera de teca es originaria del sudeste asiático, en especial de la región de la Birmania, desde la época colonial también se empezó a plantar salvajemente en el territorio africano, con mono cultivos masivas que entre otras cosas desestabilizaron totalmente los equilibrios ambientales de las vegetaciones autóctonas.  Muchas asociaciones ambientalistas, hace muchos años luchan porque se reglamente la plantación y el utilizo de la madera exótica entre la cual está la Teca.  Algunas estimaciones preveen que aproxidamanete el 60% de la madera de Teca que entra por canales legales en el mercado, proviene da canales no trazables.

Aquí publicamos un articulo de Green Peace España, titulado «la madera de la guerra» .

Es un articulo interesante, útil para comprender cuáles son las dinámicas que se activan a partir de una demanda voraz de madera exótica y creciente; y de manera especial en el caso específico de la madera de Teca.